TRANSLUCENCIA NUCAL EN ZONA OESTE

Los exámenes por imágenes constituyen una apoyatura de relieve para ir verificando el normal desarrollo del feto durante el período anterior al nacimiento y hacer que los padres puedan estar bien informados. Por ejemplo la translucencia nucal mide el espacio econegativo o sonoluscente ubicado por detrás de la nuca. La importancia de esta ecografía de translucencia nucal radica en que funciona como alerta de potenciales malformaciones, como pueden ser por ejemplo el síndrome de Down, o bien de otra clase de anomalías a nivel de los cromosomas; este estudio también funciona como indicador de eventuales problemas congénitos de tipo cardíaco. En el caso del síndrome de Down, no obstante, este examen no ofrece señales inequívocas, sino que requiere de otros registros ecográficos complementarios, y de estudios específicos posteriores.

Mucha gente se pregunta cuándo es el momento más adecuado para realizarse este examen de eco translucencia nucal. Y la respuesta es que por lo común el momento más indicado para hacerse una translucencia nucal es a las 12 semanas de gestación. De cualquier forma, entre las semanas 10 a 13 es un momento propicio (en general se pone como fecha límite al día en que se cumplen las 13 semanas más 6 días del correspondiente embarazo).

A fin de que una tanslucencia nucal ecografía se realice debidamente, el cursor ecográfico debe ubicarse en las zonas interiores de los ecos que determinan la sonulescencia. Este estudio ha de efectuarse por vía abdominal; no obstante también es posible conseguir las imágenes intravaginalmente.

ECOGRAFÍAS TRANSLUCENCIA NUCAL

En pocas palabras, este estudio se realiza con un equipo de gran tamaño especialmente desarrollado para tal fin, que tiene la forma similar a la de un cilindro. Además, viene con una camilla móvil y un gran imán circular.

La translucencia nucal fetal, entonces, entrega valores a partir de los cuales se miden ciertos riesgos de malformaciones o alteraciones congénitas. En una translucencia nucal los valores que se miden tienen que ver con el grosor de la zona del pliegue del cuello del feto, a la altura (y por detrás) de la nuca. Es decir, para cada momento de la gestación del bebé habría unos valores normales en materia de grosor, fuera de los cuales el médico podría supone que existe alguna clase de malformación genética (a pliegues más gruesos, más elevado es el riesgo). De allí la importancia de la medida en el caso específico de la translucencia nucal.

Cuando se presentan valores que traducen un grosor normal o menor, la translucencia nucal habla de bajo riesgo de que el bebé padezca síndrome de Down (trisonomía 21) u otras alteraciones. En cambio, como ya se dijo, se estima que cuanto más gruesa es la medida obtenida a partir de una translucencia nucal, hay mayor riesgo de que se presenten anomalías cromosómicas o síndromes. De todas formas, cuando hay medidas mayores los médicos suelen solicitar estudios complementarios (lo cual quiere decir que si bien una eco translucencia nucal aporta señales importantes, no brinda una prueba definitiva).

Una ecografía obstétrica com translucencia nucal es una técnica de examen muy similar a una ecografía común y corriente, que permite entonces prever algunos aspectos de la salud del niño que está gestándose en el vientre materno. Esta prueba o estudio prenatal entonces mide puntualmente la sonolucencia nucal: los fetos con potenciales anomalías suelen acumular mayor cantidad de líquido detrás del cuello en los inicios del período de gestación, y esto es precisamente lo que hace que en esos casos el espacio que se mide sea mayor.

Dado que estos estudios de ecografías de translucencia nucal permiten anticiparse y prever situaciones futuras, en Diagnóstico Tesla realizamos exámenes de translucencia nucal con total responsabilidad y discreción en los diversos puntos de zona oeste en que tenemos filiales –esto es en Morón, San Justo y Moreno; La Matanza, Merlo e Ituzaingó; y también en Hurlingham, Ramos Mejía, Ciudadela y Castelar-.

TRANSLUCENCIA NUCAL GUESO NASAL

Obviamente no se trata de generar ninguna clase de paranoia, ya que esta clase de alteraciones –como las que se pueden llegar a suponer o a detectar inicialmente mediante una translucencia nucal- son realmente muy poco frecuentes.

En Diagnóstico Tesla realizamos translucencia nucal para toda zona oeste: si usted vive en viva en Moreno, La Matanza o Morón, podrá efectuarse cómodamente este estudio a pocas cuadras de su casa; también efectuamos estos exámenes de tanslucencia nucal en nuestras sedes de San Justo, Ituzaingó y Merlo; y por supuesto además en las filiales de Ramos Mejía, Castelar, Hurlingham y Ciudadela.

En Tesla contamos con 20 años de recorrido y experiencia en la realización de toda clase de estudios médicos por la vía de las imágenes. Este conocimiento lo ponemos al servicio de la salud de los niños futuros, por ejemplo mediante estas ecografías de translucencia nucal. La idea es que los papis que se preparan para dar a luz puedan efectuarse con comodidad todos los exámenes que requieran. ¡Aguardamos su pronto contacto!