TOMOGRAFIA POR EMISION DE POSITRONES EN ZONA OESTE

La evolución de la tecnología aplicada a la atención médica hace que a veces las personas comunes se topen con denominaciones extrañas y totalmente fuera de lo habitual. La tomografía por emisión de positrones es un caso que claramente ilustra lo antedicho; esta expresión en realidad refiere a un estudio por imágenes de la zona del cerebro para el cual se recurre a una sustancia –llamada marcador- que sirve para buscar eventuales lesiones cerebrales o enfermedades.

De hecho esta tomografía por emisión de positrones (PET) permite observar el funcionamiento del cerebro y también de sus correspondientes tejidos. Es decir: no sólo ofrece datos sobre la estructura, sino que muestra cómo está funcionando.

Esta tomografía por emisión de positrones UNAM es una tecnología que forma parte del universo de avances que se vienen desarrollando en el campo de la medicina nuclear. Es una tecnología para la salud que trabaja con la emisión de positrones: es totalmente no invasiva y evidentemente sirve para diagnosticar y observar la actividad metabólica del organismo.

En lo concreto una tomografía por emisión de positrones cerebral detecta y posteriormente estudia la distribución en 3D que toma un radiofármaco dentro del organismo. Los aparatos usados para realizar una tomografía con emisión de positrones pueden captar los fotones gamma que el paciente emite (de allí que a la cámara donde se efectuán estos estudios se la denomine cámara gamma spect fusión con resonancia).

Explicar el modo en que se emiten estos fotones, que son los que dan lugar a la imagen, sería complejo y no tendría demasiado sentido para los fines de estas líneas; no obstante podemos intentar llegar, mediante la descripción de una tomografía por emisión de positrones, a una definición de este proceso, comentar las indicaciones que se plantean comúnmente ante esta clase de estudio y la historia de tamaño adelanto tecnológico aplicado a la salud.

Pero antes de ir desarrollando estas cuestiones conviene que usted sepa que en Diagnóstico Tesla llevamos adelante estos delicados estudios en zona oeste, como un soporte importante para el control de la salud de nuestros vecinos de las localidades de Hurlingham, Merlo, San Justo, Castelar, Ituzaingó, Morón, Ciudadela, Ramos Mejía, Moreno y el partido de La Matanza.

IMÁGENES DE TOMOGRAFÍA POR EMISIÓN DE POSITRONES

Una PET tomografía por emisión de positrones es un estudio de elevada complejidad que realizamos en Diagnóstico Tesla con total compromiso para los vecinos de la zona oeste (Ramos Mejía, Morón y San Justo; Ciudadela, Castelar y La Matanza; Ituzaingó, Morón, Hurlingham, Merlo y Moreno).

Las tomografías por emisión de positrones son estudios de tipo oncológico que permiten evaluar la eventual existencia de focos en los que haya un crecimiento de células fuera de lo común; y al ser la tomografía de positrones un estudio que toma toda la anatomía de la persona, hace factible que en un único estudio se conozca la extensión de aquel crecimiento anormal, si lo hubiere. Por otra parte esta tomografía con positrones (también conocida como PET positrones) suele utilizarse para efectuar controles respecto de la evolución de un tratamiento, pudiéndose chequear la evolución comparativa del área de interés (es decir, de su metabolismo) entre uno y otro estudio, para analizar la respuesta del organismo.

Entre los radiofármacos que habitualmente se utilizan para emitir positrones en el contexto de este estudio de tomografía computarizada por emisión de positrones cuentan por ejemplo el Flúor-18.

Una de las ventajas de estas modalidad de diagnóstico por la vía de las imágenes es que no resulta ni dolorosa, ni molesta. En particular en Tesla, además, la tomografía por emisión de positrones tiene un precio que, considerando la complejidad de esta clase de estudios, es sin dudas razonable.

Estas son entonces algunas de las características de los estudios de tomografía por emisión de positrones con fusión de resonancia (a las cuales los profesionales de la salud suelen referirse mediante distintas siglas, como PET IRM, RMN, RNM, Spect RMN o incluso Spect IRM).

POSITRONES PET

Los médicos solicitan esta clase de estudios para evaluar cómo funciona el cerebro. Y habitualmente recurren a una Tomografía por emisión de positrones cuando otro tipo de estudios (tomografía computada, resonancia) no ofrecen la información requerida. Este examen sirve por ejemplo para diagnosticar un eventual cáncer y colabora en el diagnóstico de demencia; en casos en que hay epilepsia prepara para una cirugía, y sirve además para distinguir entre el mal de Parkinson y otra clase de trastornos ligados al movimiento.

En Tesla desarrollamos tomografía por emisión de positrones en distintas zonas del conurbano oeste: Ciudadela, Ituzaingó, Morón y La Matanza; Hurlingham, Ramos Mejía y Merlo; Castelar, San Justo y Moreno.

Consúltenos por la tomografía por emisión de positrones y sus indicaciones específicas, o eventuales contraindicaciones. ¡Nos comprometemos a asesorarlo con total esmero!.