TOMOGRAFÍA HELICOIDAL

Se denomina tomografía helicoidal a un método específico para la realización de muy precisos exámenes de diagnóstico. Mediante este método –basado en rayos X- se logran imágenes de zonas internas de la anatomía humana, al modo de “rebanadas” transversales milimétricas, que permiten efectuar estudios detallados de muy diversos sectores del organismo, desde pies a cabeza. En el caso de una tomografía computarizada helicoidal la radiación X se dirige de modo muy puntual hacia el objeto de estudio, con grosores de entre 0,5 mm y 20 mm (esto fluctúa en función de las dimensiones de la estructura que se precisa estudiar).

A diferencia de una tomografía convencional, la helicoidal efectúa una continua adquisición de información del cuerpo a fin de conformar las imágenes; esto se logra mediante un giro constante del tubo de radiación X alrededor de la anatomía del paciente. Además esta clase de examen es mucho más veloz (10 veces más) que la tomografía computarizada habitual.

Una tomografía computada helicoidal suele resultar de enorme utilidad en tareas de diagnóstico por dolencias del abdomen y de tórax. En cambio para estudios de columna vertebral y cerebro hoy suele recurrirse a la resonancia magnética. No obstante, la tomografía helicoidal multicorte, cuando es de elevada definición, permite efectuar estudios de rutina de todas las partes de la anatomía humana, facilitando además efectuar avanzadas reconstrucciones en 3D y multiplanares.

Cualquier clase de paciente puede someterse a este tipo de examen por imágenes –salvo en aquellos casos que esta práctica de diagnóstico está contraindicada o no recomendada, como son los de las embarazadas y los de los niños (salvo que sea muy necesario)-. Cuando se usa algún medio de contraste, la tomografía helicoidal computarizada hace factible además estudiar la vascularización (venas y arterias) de los diferentes órganos, y también de sus potenciales lesiones.

Porque no es invasiva, y porque es rápida e indolora, la tomografía axial computarizada helicoidal es hoy muy utilizada. Además su costo se ha abaratado sensiblemente, tornándose mucho más accesible. Ofrece imágenes muy confiables a costos relativamente bajos, el paciente se expone a una radiación menor, permite identificar distintos tejidos de modo muy preciso y además resulta posible controlar la dosis del contraste (es decir, del medio líquido aplicado) por computadora. Este importante conjunto de ventajas hace que hoy la tomografía helicoidal sea un recurso muy utilizado en el ambiente médico; y en Diagnóstico Tesla lo acercamos a la población de toda zona oeste.

TOMOGRAFÍA HELICOIDAL EN ZONA OESTE

Gracias a la distribución de las sedes de Diagnóstico Tesla, hoy los vecinos pueden realizarse una tomografía helicoidal de manera veloz y a pasos de sus casas en muy diversas localidades y barrios del entrañable Conurbano oeste. Pueden efectuarse una tomografía helicoidal en Ramos Mejía, San Justo, Moreno, Ciudadela, Castelar, Hurlingham, Merlo, La Matanza, Moron e Ituzaingó.

Podrán beneficiarse con la precisión sin par de estos estudios que desde Diagnóstico Tesla efectuamos con tecnología siempre renovada, y con prácticas también permanentemente mejoradas. A tal fin tenemos esquemas de entrenamiento constante de nuestro staff de técnicos y profesionales. De tal suerte, al acudir a nuestras sedes para efectuarse una tomografía computarizada helicoidal, usted tendrá garantías de obtener imágenes de óptima precisión para que su médico pueda efectuar un diagnóstico con basamentos decididamente consistentes. ¡Lo esperamos!.