RESONANCIA CARDÍACA EN ZONA OESTE

Como su nombre lo indica, la resonancia cardíaca es un estudio de diagnóstico por imagen que ofrece una visión al detalle del corazón, tanto de las válvulas como de las cavidades, permitiendo su examen en diversos aspectos: por un lado en lo concerniente a la estructura y forma, y también a su función. Brinda entonces gran nitidez en el estudio tanto del corazón, como de la arteria aorta y los órganos adyacentes.

Como toda resonancia se trata de un examen que no provoca ningún dolor, no resulta invasivo y no usa radiación (es decir que no emplea rayos X); y fundamentalmente permite observar con gran detalle el interior de la anatomía humana sin necesidad de recurrir a ninguna cirugía. Puntualmente en este caso, la resonancia magnética cardíaca brinda imágenes del corazón sin tener que efectuar ninguna compleja práctica de cateterización cardíaca. Esta sería, a grandes rasgos, la explicación de lo que es este estudio por imagen, para aquellos que desean tener una definición de resonancia magnética cardíaca.

Buena parte de los hospitales ofrecen hoy la resonancia magnética cardíaca como técnica de diagnóstico para el corazón, que se recomienda especialmente para el examen funcional de los ventrículos, la evaluación funcional y anatómica de posibles cardiopatías congénitas, los estudios del músculo cardíaco (viabilidad y perfusión) y de potenciales dolencias del pericardio (es decir, del tejido que forma la parte externa del corazón), análisis de coronarias, etc. Estos son, en esencia, los usos más habituales, o lo que es lo mismo las aplicaciones de la resonancia magnética cardíaca.

Se estima que la resonancia cardíaca por imágenes es la técnica más idónea para evaluar una eventual dilatación del ventrículo, y la fuerza de su contracción. Este camino de diagnóstico permite además visualizar pequeños o antiguos infartos de miocardio, que otras técnicas (por ejemplo el ecocardiograma) normalmente pasan por alto. Además permite reconocer otras potenciales dolencias del corazón (como la miocardiopatía hipertrófica y restrictiva, la amiloidosis cardíaca y la miocarditis, entre otras). La resonancia magnética cardíaca también aporta información invalorable en el caso de la insuficiencia cardíaca, siendo capaz por ejemplo de medir la fuerza de la contracción del corazón y la dilatación del ventrículo; y además orientar sobre los motivos que provocan la insuficiencia cardíaca.

Al ser un estudio indoloro y seguro, las indicaciones para una resonancia cardíaca son pocas. El paciente se acuesta dentro de un equipo con forma de tubo angosto y largo, abierto por los costados (en el caso de la resonancia cardíaca abierta); previamente deberá quitarse cualquier joya o prenda que contenga metal. Una vez allí estará inserto en un campo magnético (téngase en cuenta que el equipo de resonancia es en esencia un imán potente, de lo cual deriva la denominación “magnética”), que al reaccionar a los elementos también magnéticos (como los átomos de hidrógeno, por ejemplo) que tiene el propio cuerpo humano del paciente, emite ondas de radio que se leen, registran y procesan en una computadora, a efectos de configurar la imagen que luego se verá en el monitor.

Durante el estudio el paciente es constantemente monitoreado desde el punto de control y puede quedarse totalmente tranquilo, ya que se trata de un examen que, cuando se toman todas las medidas de seguridad, resulta absolutamente inocuo.

Eso sí: el equipo de resonancia cardíaca emite un ruido levemente agudo (lo hace de modo habitual, es decir que el zumbido es algo normal); para lo cual se proporciona al paciente tapones para los oidos. Es importante, no obstante, que el paciente no se mueva durante el lapso que dura la toma de imágenes de su corazón, y acaso puede ser preciso que retenga momentáneamente (durante algunos segundos) la respiración (esto se lo indicará oportunamente el técnico a cargo); con ello se logrará que la calidad de las imágenes registradas sea la esperada.

RESONANCIA CARDÍACA EN MORON, MORENO Y SAN JUSTO

En Diagnóstico Tesla efectuamos estudios de resonancia cardíaca de estrés con equipos de la más alta gama. Nuestras ocho sedes desplegadas en el oeste del territorio bonaerense son centros modelo que cuentan con los más modernos avances en lo referente a estudios médicos de diagnóstico por imagen (somos líderes en Moron, Moreno y San Justo).

Los estudios de resonancia cardíaca con contraste no requieren de ninguna preparación en particular, aunque puede que a las personas con problemáticas de miedo al encierro (claustrofobia) se les suministre oportunamente un sedante. En el caso de los individuos que portan un marcapasos, lo indicado es que consulten con su médico especialista, ya que en este caso este estudio presenta algunas dificultades que se deberán evaluar en cada caso.

Desde Diagnóstico Tesla efectuamos resonancia cardíaca con stress y realce tardío. Consúltenos por las características de estos estudios. Con gusto le daremos detalles para que su tranquilidad al abordar este examen sea total. Lo invitamos a consultar con cualquiera de nuestras tres sucursales en zona oeste (Moreno, Moron y San Justo). Lo esperamos.